Fases del Proyecto

1/1

Desarrollamos y ejecutamos todas las fases de un proyecto de arquitectura, desde la idea inicial hasta el interiorismo; la redacción del proyecto Básico y de Ejecución; el cálculo de estructuras; las instalaciones; el estudio y coordinación de seguridad y salud; y la dirección de obra.

  • Consultas e información de los usuarios.

  • Proyectos Básicos y de Ejecución de Obra  Nueva.

  • Rehabilitaciones y Ampliaciones.

  • Levantamiento de planos de estados actuales.

  • Interiorismo, Reforma y Decoración de locales.

  • Informes, Peritajes y Dictámenes.

  • ITEs (Inspección Técnica de Edificios).

  • Legalizaciones.

  • Proyectos de licencias de actividades.

 

Una vez decididos se encarga el Proyecto Básico y de Ejecución, deberemos firmar un contrato en el que se recogerán los derechos y obligaciones que comprometen a cliente y profesional, el importe de los honorarios y el desglose de los plazos de los pagos.

 

Toda obra de arquitectura, dentro de lo establecido en la Ley 3811999 de Ordenación de la Edificación, exige la intervención de arquitecto que realice el estudio y la redacción del proyecto, elabore las especificaciones y documentos necesarios para la ejecución de las obras, lleve a cabo la dirección facultativa de éstas y efectúe la liquidación de los gastos hechos en las mismas.      

 

Según sea el momento del desarrollo del proyecto, se puede distinguir varias fases, cada una de las cuales comprende a las anteriores y significa un mayor grado de definición y concreción del trabajo:

 

 

EL DISEÑO INICIAL  

   

Constituye la fase preliminar en la que se expresan las ideas que desarrollan el encargo de modo elemental y esquemático, mediante croquis o dibujos, a escala o sin ella. Incluye la recogida y sistematización de la información precisa, el planteamiento del programa técnico de necesidades y una estimación orientativa del coste económico que permitan al promotor  o cliente adoptar una decisión inicial.    

 

El estudio previo se diferencia de la siguiente fase, anteproyecto, en el hecho de que sus contenidos son mucho más elementales y apreciativos, desarrollando el programa de necesidades y analizando la información previa facilitados por el cliente.    

 

Para conseguir que la vivienda que vayamos a construir cumpla con las necesidades que realmente precisamos tenemos que analizar y definir los aspectos prioritarios. Es el momento de pensar y reflexionar en todo aquello que vamos a necesitar y el orden de prioridades.

 

 

ANTEPROYECTO    

 

Ya definida la idea general, el arquitecto pasará a la siguiente fase que será el Anteproyecto en el que reflejará de forma más precisa la idea acordada y con los espacios acotados.    

 

Es la fase del trabajo en la que se exponen los aspectos fundamentales de las características generales de la obra: funcionales, formales, constructivas y económicas, al objeto de proporcionar una primera imagen global de la misma, y establecer un avance de presupuesto.    

 

El anteproyecto se diferencia de la siguiente fase, proyecto básico, en que es mucho menos detallado y se limita a establecer un avance de presupuesto con una estimación por aplicación de superficies globales de módulos obtenidos de publicaciones técnicas, informes públicos o privados o similares. Se diferencia de la fase anterior, estudio previo, en la disponibilidad de unas superficies más aproximadas a la realidad, aunque todavía imprecisas, por estar calculadas sobre la base de una documentación gráfica a escala, pero sin acotar.

 

 

PROYECTO BÁSICO    

 

Se definen de modo preciso las características generales de la obra mediante la adopción y justificación de soluciones concretas. Su contenido es suficiente para solicitar, una vez obtenido el preceptivo visado colegial, la licencia municipal u otras autorizaciones administrativas, pero insuficiente para llevar a cabo la construcción.

 

 

PROYECTO DE EJECUCION    

 

Desarrolla el proyecto básico, con determinación completa de detalles y especificaciones de todos los materiales, elementos, sistemas constructivos y equipos, y puede llevarse a cabo, en su totalidad, antes del comienzo de la obra o, parcialmente, antes y durante la ejecución de la misma. Su contenido reglamentario es suficiente para obtener el visado colegial necesario para iniciar las obras.    

 

No incluye otros proyectos parciales o complementarios que puedan ser exigibles, pero que no son de la competencia del arquitecto, como por ejemplo los proyectos de infraestructura común de telecomunicaciones (ICT), ascensores o proyecto arqueológico. Tampoco incluye otros trabajos, que aún siendo competencia del arquitecto, no forman parte de los proyectos de edificación. Así, por ejemplo, los estudios o estudios básicos de seguridad y salud, decoración, diseño o elección de mobiliario, trabajos de jardinería y, en general cualquier trabajo que tenga la condición de complementario e independiente del proyecto del edificio.    

 

El proyecto de ejecución puede incluir proyectos parciales realizados por otros profesionales  y coordinados por el arquitecto.    

 

En la práctica profesional las fases "proyecto básico" y "proyecto de ejecución" pueden agruparse bajo la denominación 'proyecto básico y de ejecución".

 

 

DIRECCION DE OBRA    

 

Es la fase del trabajo en la que el arquitecto lleva a cabo el cometido de director de obra o "agente que, formando parte de la dirección facultativa, dirige el desarrollo de la obra en los aspectos técnicos, estéticos, urbanísticos y medioambientales, de conformidad con el proyecto que la define, la licencia de edificación y demás autorizaciones preceptivas y las condiciones del contrato, con el objeto de asegurar su adecuación al fin propuesto".  

 

Le corresponde también en esta fase al director de obra el conformar las certificaciones parciales de las unidades de obra ejecutadas.

 

 

LIQUIDACION DE LA OBRA    

 

En esta fase se determina el estado económico final de la obra mediante  la aplicación de los precios que rijan en ella para cada una de las partidas que la componen, al estado definitivo de mediciones realizado por el técnico director de ejecución de la obra.    

 

Corresponde al arquitecto director de la obra subscribir el certificado final de obra, conjuntamente con el técnico director de la ejecución de la obra cuando proceda, con los visados que fuesen preceptivos, asistir a la entrega por el constructor y recepción por el promotor de la obra realizada, firmando en al acta correspondiente. Por último, el arquitecto director de obra conformará la liquidación final de las unidades de obra ejecutadas.    

 

Una vez acabado este proceso, se procede a realizar diversos trámites burocráticos:    

 

• Licencia de Primera Ocupación por el Ayuntamiento.    

• Escritura de Obra Nueva con la firma del Arquitecto y el Libro del Edificio.    

• Registro de la Propiedad.    

• Solicitud de alta de los suministros a las compañías correspondientes.